Métodos utilizados para interrumpir un embarazo

987 22 02 05
Métodos utilizados para interrumpir un embarazo

Algunas clínicas ginecológicas en León pueden utilizar diferentes métodos para interrumpir voluntariamente un embarazo no deseado. Es un acto absolutamente lícito y gracias a ello puede realizarse con completas garantías higiénicas y sanitarias, algo que no ocurre en los países en donde el aborto es ilegal en los que, por causa de la falta de condiciones, se convierte en una de las principales causas de mortalidad femenina.

En nuestro país, las clínicas ginecológicas de León que practicamos al IVE (interrupción voluntaria del embarazo, utilizamos dos sistemas bien diferentes. Antes de cumplirse las primeras 7 semanas de la gestación lo más habitual es recurrir al aborto farmacológico. Para ello se emplea la píldora RU-486 (Mifepristona) que detiene el proceso de gestación. Tras ella, será necesaria la aplicación de prostaglandinas que provocarán la contracción del útero para expulsar el embrión.

El proceso concluye con una tercera consulta en la que se hace una ecografía para comprobar que la expulsión se completado. Sin embargo, un pequeño porcentaje de las pacientes que se someten a este procedimiento, ente el 2% y el 8%, no consiguen su objetivo, por lo que deberán someterse a una aspiración quirúrgica.

Esta técnica consiste en la introducción de una cánula a través del útero que aspira su contenido. El procedimiento se realiza en apenas unos minutos bajo anestesia local o una sedación consciente, aunque se da el caso de pacientes que prefieren anestesia general. En cualquier caso, se trata de un procedimiento ambulatorio que no precisa hospitalización y, al cabo de un periodo de entre dos y cuatro horas podrás regresar a tu casa.

El Centro Ginecológico Buenavista es la primera clínica acreditada para la realización de abortos en el norte de España.

haz clic para copiar mailmail copiado